Piragüismo y senderismo van de la mano

Practicar senderismo y piraguismo en una misma jornada no es una barbaridad ni algo imposible. Ambos deportes van de la mano y se pueden practicar perfectamente.

Lo que tienes que hacer es organizar una ruta de senderismo de dificultad baja que no dure más de dos horas y luego puedes subirte a la piragua.

Hombre practicando piraguismo después de haber hecho senderismo.
Hombre practicando piraguismo después de haber hecho senderismo.

Todo va a depender de tu estado de ánimo, las ganas y tu condición física para realizar ambas actividades el mismo día.

Puedes hacer una ruta que esté cerca de un río ya sea ida y vuelta para coger el coche o ir directamente al lugar donde estén las piraguas para seguir con el camino.

En España existen cientos de ríos donde puedes practicar piragüismo y senderismo.

Lo mejor es que escojas un lugar de aguas tranquilas y que combine los rápidos, aguas bravas y  pasos infranqueables.

También puedes dedicar un fin de semana:

  • un día hacer senderismo.
  • y el otro piragüismo
  • o viceversa.

Esto depende tu condición física. Si estás iniciándote en esta actividad lo mejor es que vayas con monitores expertos y que conozcan el río.

Mientras que con el senderismo podrás descubrir sendas, caminos y lugares donde la naturaleza estará presente y también podrás conocer ermitas, monumentos y parajes solitarios.

Lo mejor es que no vayas solo y hagas una ruta organizada con monitores si es que no tienes mucha experiencia en alguno de estos campos. Recuerda que con prudencia se puede disfrutar de ambas actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *