Hidratación en marcha

Una cosa que nunca debemos olvidar cuando estamos practicando senderismo es el estar convenientemente hidratados.

A lo largo de la historia del senderismo hemos sido testigos como los recipientes para llevar el agua o los líquidos cada día se han hecho más ligeros y de más capacidad. Desde aquellos tiempos en los cuales se utilizaban cantimploras militares ha llovido mucho.

Las botellas de policarbonato son una de las opciones más habituales para los senderistas y las rutas de senderismo.

El policarbonato es un derivado del plástico de poco peso y de cualidades muy adecuadas para el almacenamiento de líquidos. La relación calidad precio de este tipo de botellas es muy buena y las podemos encontrar en varios formatos, como son de boca ancha o boca angosta.

Además las botellas de policarbonato se pueden colocar en el frigorífico para congelar el contenido para excursiones y senderismo.

De cualquier modo también se ha encontrado que el policarbonato acaba impregnando los líquidos al de un tiempo de uso de las botellas por lo que pueden acabar siendo perjudiciales para la salud.

Otra opción pueden ser las botellas de acero inoxidable. Son botellas creadas específicamente para el senderismo y el montañismo por lo que tienen un peso reducido y son fácilmente transportables.

Tienen una gran similitud con las de aluminio en lo que respecta a forma o diseño. Son un tipo de botellas ideales para líquidos ya que no emiten ningún tipo de partículas. Además es una opción que tiene una mayor durabilidad que las botellas de policarbonato y con la generalización de este tipo de botellas de acero inoxidable casi tiene el mismo precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *